Lo importante es empezar

Por dónde empezar es una de las cuestiones que más nos reconcome cuando queremos apostar por hacer un cambio de hábitos. En el mundo del zerowaste no es distinto.

La verdad es que el baño es un sitio ideal para implementar los primeros cambios. Hoy te queremos contar, paso a paso, cómo puedes transformar tu rutina de cuidado personal en una rutina sin residuos y mucho más saludable para tu cuerpo.

Empecemos por la maravillosa cosmética sólida natural. Se trata de productos creados a partir de materias primas totalmente naturales que nutrirán tu piel de manera respetuosa. 

Para principiantes, el jabón sólido es un gran primer paso. Tan fácil como volver a usar pastilla de jabón para lavarse cara, manos e incluso en la ducha. Las bases suelen ser aceites o mantecas pero las fórmulas adaptan cada jabón a su uso de manera espectacular. Un jabón con trozos de hueso de albaricoque para una suave exfoliación o uno con flor de caléndula, relajante e ideal para pieles sensibles, incluso la de los más pequeños de la casa.

Un siguiente paso es el champú. Al principio te puede parecer raro, pero cuando lo pruebes no querrás cambiar. Es tan fácil como frotar la pastilla de champú por el pelo hasta que empiece a emulsionar. El champú sólido nos permite gestionar mejor las cantidades que usamos ya que, a menudo, nos echamos champú como si tuviéramos la melena de un león.

Moja la pastilla de champú, frótala contra el cuero cabelludo y, cuando empiece a emulsionar, con las manos reparte la espuma por toda la melena (en el caso de cabellos largos). Esto evitará que gastes más producto del necesario y asegurará una limpieza necesaria sin dañar la cutícula, la capa exterior protectora de cada cabello. La cutícula es responsable del brillo y textura de nuestro pelo.

Termina la aplicación aclarando muy bien el pelo. Recuerda que, como todo, lo ideal es darse un tiempo para acostumbrarse. No juzgues el primer día y, sobre todo, si no te convence no te quedes con el primer champú que pruebes. Hay muchísima variedad y hay que encontrar el tipo de champú más adecuado para cada cabello.

Y, para terminar ¿sabías que cepillar el pelo ayuda a mantenerlo limpio entre lavados y a distribuir las grasas naturales que lo mantienen en equilibrio? La mejor manera de favorecer este equilibrio es utilizando peines o cepillos hechos con materiales naturales como el bambú o la madera. 

Estos tres primeros pasos te ayudarán a reducir residuos en el baño y a cuidarte de manera más natural. Recuerda que eliminar los tóxicos de nuestro baño es bueno para el planeta y aún mejor para nuestro cuerpo.

Pronto te contaremos cómo avanzar para conseguir un baño sin residuos. Te dejamos esta ilustración para que vayas investigando.Descubre lo que es bueno para tu piel y para el planeta

Y tú, ¿cómo empezaste en el mundo zerowaste?  Nos encantará saber cuales fueron tus primeros pasos, compártelos con nosotras en los comentarios.

Entrada anterior
¡Dale vacaciones al plástico!
Entrada siguiente
Vuelta al cole sin residuos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

En Salix te ofrecemos productos útiles y bonitos para vivir la vida con alegría pero sin dejar huella. Descubre los eventos únicos que organizamos buscando el máximo impacto positivo.

¡Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última de living la vida #zerowaste!

Menú